Cómo emigrar a Italia y obtener residencia Cómo emigrar a Italia y obtener residencia
Probablemente cuando piensas en vivir en Italia, lo primero que se te viene a la mente es el buen clima, excelente gastronomía y ricos... Cómo emigrar a Italia y obtener residencia

Probablemente cuando piensas en vivir en Italia, lo primero que se te viene a la mente es el buen clima, excelente gastronomía y ricos vinos.

Cientos de miles de extranjeros, tentados a quedarse para un año sabático o con la esperanza de convertir a Italia en su hogar para siempre, solicitan permisos de residencia cada año, lo que a menudo puede convertirse en un proceso largo y complicado que involucra muchos trámites. Así que compartimos contigo una guía para emigrar a Italia.

Emigrar a Italia: Introducción

Si siempre has querido vivir la dolce vita esta es tu oportunidad. Italia es un país en forma de bota que tiene mucho para ofrecer. La gente es alegre, hay buen sol, buen vino y por supuesto, excelente comida.

El país tiene aproximadamente 60,6 millones de habitantes, lo que lo convierte en el quinto país más poblado de Europa. Históricamente, ha sido un destino muy popular para migrantes y expatriados por igual.

Con ciudades ricas en cultura, 7,600 km de hermosas costas, lagos, montañas e islas, las diferentes regiones de Italia tienen sus propias cualidades individuales. Así que de acuerdo a la región que elijas, tu experiencia puede ser completamente diferente.

Las ciudades del sur, como Cerdeña o Sicilia, son especialmente populares entre los pensionados. Mientras tanto, para los hombres y mujeres de negocios, Roma y Milán, ciudades del centro, son las elecciones populares.

Los italianos están orgullosos de serlo. Tienen una rica historia que se recrea a través del patrimonio cultural, los museos, las plazas y más. Puedes visitar algunos de los lugares más emblemáticos de la época del imperio romano y disfrutar de la rica cultura del país en todas partes. Por otro lado, el orgullo nacional italiano se deja ver en su gastronomía, su idioma y su cultura en general. Si te mudarás a Italia es muy importante que aprendas a no quejarte del país, pues podrías meterte en serios problemas.

Fuera del tema cultural y social, lo bonito de mudarse a Italia es que alberga una gran cantidad de climas para elegir. Desde los Alpes, la cadena montañosa más larga del mundo, hasta el mediterráneo.

Pero si no perteneces a ningún país miembro de la Unión Europea, necesitas tener una visa para estar en Italia. Compartimos la información que necesitas saber.

Visas

Antes de mudarte a Italia, debes asegurarte de tener todos los visados necesarios. Y los requisitos para las visas dependen de tu nacionalidad. Las personas originarias de algún país miembro de la UE, solo deben presentar su identificación nacional o pasaporte válido para estar en Italia. Si tu país no pertenece a la UE ni tampoco eres ciudadano de Noruega, Islandia, Liechtenstein, San Marino, Suiza, Mónaco o la Ciudad del Vaticano, debes solicitar una visa Schengen.

Mientras que los países antes mencionados, no necesitan una visa para estancias de menos de 90 días y que no implican un empleo remunerado. El Ministerio de Relaciones Exteriores enumera todos los países actualmente cubiertos por el acuerdo de exención de visa.

Si piensas quedarte por más de 90 días, y dependiendo el motivo de tu estancia, debes solicitar una visa. Estos son algunos de los motivos para visas:

  • Adopción
  • Viajes de negocios
  • Razones diplomáticas
  • Residencia electiva
  • Empleo
  • Miembro de la familia (acompañante dependiente)
  • Miembro de la familia (reunión familiar)
  • Tratamiento médico
  • Visa de reingreso
  • Motivos religiosos
  • Auto-empleo
  • Competiciones deportivas
  • Estudios
  • Turismo
  • Tránsito (incluido el tránsito del aeropuerto)
  • Trabajo y viaje

Por otro lado, si quieres permanecer en Roma durante más de tres meses o trabajar allí, una visa Schengen no es suficiente. Como extranjero no perteneciente a la UE, necesitarás una visa nacional para residir y trabajar en Italia.

Para ello, necesitas que tu futuro empleador presente los requisitos correspondientes ante la Oficina de Trabajo y la Oficina de Inmigración para recibir un permiso de entrada.

Entonces, la visa Schengen uniformepermite a los ciudadanos que no son miembros de la UE o del Acuerdo Schengen ingresar a un país por hasta 90 días. Luego está la visa de validez territorial limitada, que es una visa que no suele  solicitarse, pero puede ser asignado por el gobierno italiano, como una excepción al sistema normal de visas Schengen, por ejemplo, por razones humanitarias.

Y finalmente está la visa nacional que es la que debes solicitar si planeas quedarte más de tres meses.

Cómo obtener residencia

Para obtener la residencia italiana, evidentemente debes haber tramitado la visa que corresponde. Al llegar a Italia debes tramitar un Permesso di Soggiorno (Permiso de residencia).

Desde el 11 de diciembre de 2006, se puede solicitar un ‘kit’ de solicitud para el permesso di soggiorno en una de las 14,000 oficinas de correos nacionales. El kit debe devolverse a uno de los 5.332 lugares designados para la aceptación de la oficina postal. Es importante que los solicitantes conserven una copia del recibo emitido por la oficina postal.

La Polizia di Stato señala: 

Si usted no es ciudadano de la UE y planea venir a Italia por un período superior a tres meses, debe solicitar un permiso de residencia (permesso di soggiorno). Si es su primera vez en Italia, Tiene 8 días para solicitar un permiso de residencia. Para obtener el permiso de residencia que necesita:

  • El formulario de aplicación.
  • Su pasaporte válido o cualquier otro documento de viaje equivalente con una visa de entrada, si es necesario.
  • Una fotocopia de su pasaporte u otro documento de viaje válido con una visa de entrada, si es necesario.
  • 4 fotografías de tamaño pasaporte recientes e idénticas.
  • Un sello electrónico de ingresos de € 14,62.
  • Documentos que respaldan su solicitud para el tipo de permiso de residencia que está solicitando.

Dentro de los 20 primeros días de haber recibido el permiso de residencia, puedes solicitar tu certificado de residencia en la Oficina de estadísticas vitales local.Por lo general, toma de uno a dos meses recibir el certificado de residencia (Certificato di Residenza).

Luego de eso, puedes optar por la tarjeta de residencia permanente o carta di soggiorno, para largas estancias. Estos son los requisitos:

  • Una copia de su pasaporte válido o documento de viaje equivalente.
  • Una copia de su declaración del impuesto sobre la renta que acredite que tiene un ingreso mínimo más alto que la asignación social (“assegno sociale”). Para trabajadores domésticos y cuidadores: recibos de pago de INPS (Institución Nacional de Bienestar Social) o estados de cuenta detallados de INPS.
  • Antecedentes penales y cargos pendientes.
  • Evidencia de alojamiento apropiado, si la solicitud que se presenta incluye miembros de la familia.
  • Copias de las boletas de pago del año en curso.
  • Certificación de residencia y familia.
  • Recibo postal para el pago del permiso de residencia electrónico (€ 27.50).
  • Un sello electrónico de ingresos de 14,62 €.

Guillermo Silva

Viajero Frecuente, explorador y mochilero experimentado en los 7 continentes.

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *