Emigrar a Japón: Ventajas y Desventajas Emigrar a Japón: Ventajas y Desventajas
¿Te interesa mudarte a Japón? Japón es un país con una cultura interesante y tiene la tasa más alta de centenarios (100 años o... Emigrar a Japón: Ventajas y Desventajas

¿Te interesa mudarte a Japón? Japón es un país con una cultura interesante y tiene la tasa más alta de centenarios (100 años o más) en el mundo. Así que para una larga vida de calidad, nada mejor que vivir en Japón. En el siguiente post compartimos información que toda persona que quiera emigrar a Japón apreciará.

Japón tiene una población total de 126.8 millones de personas según las cifras de 2017. Tiene el mayor porcentaje de ancianos, pero al mismo tiempo las tasas de fertilidad han bajado drásticamente en la última década, así que Japón está en riesgo de una rápida disminución de la población.

Tanto si quieres mudarte a las ciudades más grandes como Tokio, Yokohama, Osaka, Nagoya, Sapporo, Kobe y Kyoto, o si quieres ir a alguna pequeña provincia, estos datos te interesarán mucho.

Ventajas de emigrar a Japón

  • Japón tiene uno de los mejores sistemas de transporte público del mundo, entre los que se incluyen el tren bala (shinkansen) y una elaborada red de servicios ferroviarios que cubre la mayor parte de la isla. Así que puedes llegar a cualquier parte en cuestión de horas.
  • Todas las ciudades de Japón son seguras pues el país tiene uno de los índices de criminalidad más bajos de todos los países.
  • Lo antiguo y lo nuevo convergen en Japón. La arquitectura histórica y los templos se encuentran dispersos por todo el país (algunos cientos de años).
  • Las calles de Japón son muy limpias. El país tiene una enorme conciencia ecológica.
  • Los japoneses son algunas de las personas más hospitalarias y respetuosas que conocerás.
  • A nivel culinario, Japón tiene un excelente reconocimiento a nivel mundial. Aquí encontrarás algunos de los mariscos más frescos del mundo.
  • El país tiene algunos prestigiosos institutos académicos (por ejemplo, la Universidad de Tokio), que ofrecen educación de renombre internacional.
  • Es relativamente fácil hacerte entender en Japón como hablante de inglés (el inglés es obligatorio en el sistema escolar japonés).
  • Tiene un gran sistema de atención médica. No solo es barato, sino que además ofrece cobertura a extranjeros ilegales.
  • Japón es una meca tanto para los entusiastas de la tecnología como para los futuristas. Es un país que se mantiene a la vanguardia de la robótica y la investigación de alta tecnología.

Desventajas de emigrar a Japón

  • El costo de vida en las áreas metropolitanas japonesas tiende a ser alto (comparable a la ciudad de Nueva York y similares).
  • Para integrarse completamente en la sociedad es necesario hablar japonés fluido.
  • El ambiente de trabajo en Japón es estresante. El reconocimiento de la inferioridad y trabajar horas extras es a menudo la norma.
  • Si eres individualista y no te gusta trabajar en equipo, tal vez lo tuyo no sea Japón, pues es un país bastante popular.
  • La compleja red de transporte público en las áreas metropolitanas japonesas puede hacer que cualquier extranjero se pierda.
  • El Japón homogéneo puede ser abrumador y puede hacer que un extranjero se sienta marginado si no es étnicamente japonés. Evidentemente los rasgos físicos te delatan como extranjeros. Algunos expatriados informan que es casi imposible ser aceptado por completo en la sociedad, sin importar cuánto tiempo vivamos en Japón. Vivir en Japón es muy diferente a visitarlo y aunque vivas 20 años en el país, para la mayoría siempre serás un extranjero.
  • La jerarquía de respeto en la sociedad japonesa puede ser difícil de aceptar para ti en mayor o menor medida de acuerdo a la cultura de tu país.
  • Encontrar vivienda puede ser un desafío, pues los arrendadores o vendedores pueden priorizar dar la propiedad a los nacionales.
  • Al igual que en Corea del Sur, el sistema legal / judicial generalmente favorece a los locales. Los extranjeros son juzgados como “culpable hasta que se demuestre su inocencia”.

Visas y Residencia

La mayoría de los países occidentales tienen acuerdos con Japón que permiten a un turista pasar hasta 90 días sin visa. Los países que no posean estos acuerdos con Japón sí deben solicitar alguna de estas visas para un lapso de máximo 90 días.

  • Visa de Visitante Temporal (válida por 90 días): no apta para ganancia financiera, aunque se permite el contacto comercial.
  • Visa de trabajo (válida por 1 a 3 años): las visas de trabajo se proporcionan según su estado (humanidades / servicio internacional, ingeniero, gerente de negocios, etc.). Los solicitantes primero deberán solicitar un Certificado de Elegibilidad (COE) a través de la oficina de inmigración en Japón (se puede hacer en persona o por medio de una parte patrocinadora).
  • Visa de trabajo oficial (válida por 1 a 3 años): solo para personas con estatus de diplomático / oficial, profesor, instructor, artista, actividades religiosas, periodista, servicios legales / contables, servicios médicos, investigadores o animadores.
  • Visa general para actividades culturales (válida de 6 meses a 1 año): solo para personas con planes de desarrollar actividades culturales sin fines financieros.
  • Visa general para estudiantes (válida por 15 a 27 meses): presentada a través de la universidad, escuela, escuela de idiomas, etc.
  • Visa general para capacitación (válida por 6 meses a 1 año): para capacitación en tecnología, conocimiento o habilidades en Japón a través de una organización.
  • Visa general para estancias familiares (válida de 1 a 3 años): para hijos y cónyuges de personas que tienen visas de trabajo en Japón. Sin contar los familiares de aprendices y visas de visitantes temporales.
  • Visa general para capacitación técnica en pasantías (válida por 6 meses a 1 año): para aquellos que han pasado por la visa de aprendiz y desean pasar por una pasantía.
  • Visa específica para cónyuge o hijo de nacional japonés (válido por 1 a 3 años).
  • Visa especificada para el cónyuge o hijo de residente permanente (válido por 1 a 3 años).
  • Visa específica para residentes a largo plazo (válida por 1 a 3 años): para refugiados, personas con hijos de nacionalidad japonesa, divorciados de un ciudadano japonés, etc.
  • Visa especificada para residente permanente: se pide un permiso de reingreso si desea viajar al extranjero.

La mayoría de las visas de trabajo establecen que el posible empleador sea un patrocinador.

Guillermo Silva

Viajero Frecuente, explorador y mochilero experimentado en los 7 continentes.

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *